DOSSIER SAN JUAN

Un cumple de 15 en Pocito que terminó con un crimen y dos hermanos presos

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

«Te vas a morir hijo de puta» escuchó un testigo presencial. Esta frase fue demasiado contundente para que los hermanos Aballay tuvieran prisión preventiva durante 6 meses, mientras se investiga el caso.

Cristian y Jesús Aballay y Luciano Valle, los tres imputados en el crimen de Eduardo Brizuela en Pocito, el último martes se sentaron frente a la jueza de Garantías Celia Maldonado de Álvarez y presentadas las pruebas y caso por la fiscalía, la magistrada resolvió dictar prisión preventiva para los hermanos Aballay y la excarcelación para Valle, pero bajo medidas coercitivas.

Luego de presentar el hecho por los fiscales de la UFI N°2 de Delitos Especiales dieron a conocer las pruebas recabadas hasta el momento, y varias complicarían a los hermanos Aballay. Porque hubo muchos testigos presenciales que vieron la agresión de los Aballay contra Brizuela.

Uno de los testigos cuando los hermanos golpeaban a la víctima habría escuchado “Te vas a morir hijo de puta”. Como este testimonio, los fiscales recabaron otras declaraciones y muchos observaron la trifulca entre los Aballay y Brizuela. Seguido de la huida.

Antes de que desarrollara esta pelea, todos estuvieron en un cumpleaños de 15 y una joven habría visto a los agresores, esta dijo que estaban “violentos” y uno tenía un cuchillo ‘tipo daga’. Otro testigo escuchó golpes contra el portón de su casa, cuando salió a ver qué ocurría vio a Brizuela tirado y los hermanos escapando de la zona.

Hay más pruebas recabadas contra Víctor Aballay alias el ‘Chato Díaz’ y Cristian Aballay más conocido como ‘Moretón Díaz’, porque encontraron manchas de sangre en las viviendas donde ellos viven en Manaza I Casa 7 y 9 del B° Campo de Batalla. También se encontró una camiseta de Boca rota, que habría usado (y que se la vieron puesta) Víctor Aballay.

La bandolera que tenía Brizuela, los hermanos Aballay se la robaron (por eso se los imputó por robo simple), fue hallada y le encontraron manchas pardo rojizas -que sería sangre-. Está el testimonio del colectivero y de un menor, que habría pagado el colectivo a Víctor Aballay y Luciano Valle cuando intentaban escapar, ambos tenían un bolso con ropa. Estas y otras pruebas son las que ponen en ‘jaque’ a los imputados, principalmente a los Aballay.

La audiencia

En medio de la formalización que se estaba realizando el martes por la mañana, salió a luz que Cristian Aballay es discapacitado, el abogado defensor Jorge Videla dijo que tiene un retraso madurativo severo. Ante esta situación, la jueza expresó que no podía seguir con la audiencia ya que necesitaba los informes psiquiátricos de los imputados y estos no habían sido realizados. Y se pasó a un cuarto intermedio hasta las 16:30 horas.

A esa hora se retomó la audiencia y se dio a conocer el informe médico de Cristian Aballay. El cual confirmó que tiene un retraso madurativo leve, pero que comprende la criminalidad de los hechos y no hay impedimentos que cumpla con prisión preventiva.

El fiscal Iván Grassi pidió la prisión preventiva para los Aballay, ya que por todo lo que había ocurrido había peligro de fuga y si quedaban en libertad podrían entorpecer la investigación, ya que viven cerca de todos los testigos de este acto. Mientras que con Valle solicitó que quede libre, pero bajo medidas coercitivas. La defensa de los Aballay se opuso a la prisión y pidió que por lo menos Cristian se lo beneficie con prisión domiciliaria.

La jueza de Garantías, Celia Maldonado, finalmente resolvió dictar la prisión preventiva por el término de 6 meses para Víctor y Cristian Aballay. Mientras que Valle quedó libre, pero deberá cumplir con medidas coercitivas como no entorpecer la investigación y no deberá comunicarse con ningún testigo. Cabe destacar que los Aballay quedaron imputados por el delito de homicidio simple y robo simple en calidad de coautores. Luciano Valle se lo imputó por encubrimiento agravado por beneficio propio (la fiscalía cree que ayudó a Víctor Aballay a escaparse).

Fuente: Tiempo de San Juan.

NOTICIAS DESTACADAS