DOSSIER SAN JUAN

Tragedia en Ullum: los detalles del suceso que acabó con la vida de Leandro Videla

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

El hombre de 32 años falleció luego de rescatar al hijo de su pareja, ¿Cómo es el lugar donde murió?

Era un domingo común y corriente para la familia Videla. Decidieron salir a disfrutar del fin de semana hacia el departamento de Ullum, hasta que la tragedia se topó con la vida de Leandro, de 32 años, quién se arrojó al canal para salvar al hijo de su pareja que había caído al agua. Finalmente, el pequeño logró salir, pero él no.

Una vez conocida la noticia la policía montó un fuerte operativo para tratar de rescatar a Leandro, hasta que a la mañana siguiente se confirmó lo peor, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida luego de 12 horas de búsqueda en inmediaciones de Villa Tacú, departamento de Zonda.

“Se inició el operativo de rastrillaje a primera hora de la mañana con luz diurna y a esta altura detectamos el cuerpo sin vida de este ciudadano en el lecho del rio, antes de que llegue a su desembocadura al espejo, a unos kilómetros del cardinal este de calle Las Moras”, informó el jefe de la Policía, Luis Martínez.

Una vez conocido el deceso de Leandro, familiares de la víctima confirmaron que realmente ayudó al chico a salir del agua, ya que logró empujarlo hacia un costado del cauce y le facilitó la tarea a otro hombre (es policía) que lo terminó de sacar. Leandro Videla trabajaba como mozo en Leinster Bar, era padre de una nena y estaba en pareja con una mujer que tiene dos hijos, entre ellos el chico de 11 años rescatado por él.

Mariana Herrera, novia de la víctima, le dedicó un emotivo mensaje con una foto: «Amor de mi vida gracias por cada uno de los momentos que me regalaste, gracias por cruzarte en mi camino, gracias por alegrarnos los días, por tanto amor por mimarnos y cuidarnos siempre. Ayúdanos a seguir adelante sin vos mi amor», escribió. La mujer recibió decenas de comentarios en los que familiares y allegados le enviaban fuerzas en este duro momento.

“Yo también tuve el impulso de tirarme, pero cuando vi que podía ahogarme me agarré de unas ramas y los seguí por la orilla” aseguró Mariana, con lágrimas en los ojos. A su vez, el hermano de Leandro dijo que “Leandro era una gran persona. Él daba la vida por sus hijos, trabajaba y vivía para ellos. No dudó un segundo en largarse al agua para salvar al niño, aun sabiendo que no sabía nadar, sabiendo que el río estaba bastante agresivo.”

El predio donde la familia disfrutó del asado es un lugar prohibido para estar por el peligro que hay con los caudales de agua, según revelaron las autoridades. En el camino se visibilizan los carteles de “Peligro, riesgo de muerte”, aunque no hay un cierre que evite el paso. De acuerdo a lo que explicaron desde la Policía, el escenario de la tragedia es muy visitado los fines de semana por familias sanjuaninas, a pesar de la prohibición que existe. La gente no hace caso a los carteles y tampoco a la advertencia de la Policía, dijeron.

NOTICIAS DESTACADAS