DOSSIER SAN JUAN

Se terminó el calvario de una familia: le causó la muerte a dos jóvenes y quedó en libertad

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

Tomás Margarit fue condenado a 3 años de prisión en suspenso por provocar el siniestro que le costó la vida a Lautaro Lobos y Valentín Fernández. Allegados de las víctimas pidieron leyes más duras.

En la madrugada del pasado domingo 5 de septiembre de 2021 se produjo un trágico siniestro vial en Ruta 40 y Calle 12, departamento Pocito, en el cual dos jóvenes perdieron la vida luego de que una camioneta impactara a un auto. Las víctimas fatales fueron identificadas como Lautaro Lobos, de 19 años, y Valentín Fernández, de 21. Además hubo otros siete involucrados, de entre 17 y 21 años de edad, que sufrieron heridas de diversos grados.

La noticia causó conmoción en la provincia ya que ambos jóvenes eran deportistas. Lobos pertenecía al Club Atlético Trinidad, mientras que Fernández era jugaba al básquet en la Unión Vecinal de Trinidad (UVT). Ambas instituciones los despidieron en redes sociales ‘con profundo dolor y tristeza, lamentando el terrible acontecimiento. Rogando por la resignación de las familias ante tan grande pérdida y por sus eternos descansos’.

Tras el hecho, el fiscal a cargo de la causa, Francisco Micheltorena, ordenó la detención de los conductores. Quien manejaba el Chevrolet Celta era Elías Tejada, de 20 años, quien se encontraba internado con una fractura de pierna derecha. Mientras que en la Toyota Hilux iba al volante Tomás Margarit Petrignani, de 20 años, que solo presentaba una herida cortante en cuero cabelludo y, tras ser dado de alta, fue aprehendido a las pocas horas.

Según la reconstrucción del hecho, alrededor de las 5:30 un llamado al 911 alertó que un auto estaba volcado a un costado de Ruta 40 y que a metros de distancia, cerca de un canal de riego, había una Toyota Hilux. El Chevrolet Celta se desplazaba de Sur a Norte cuando fue embestido por la Toyota Hilux que cruzó por Calle 12 de Oeste a Este. Debido a la fuerza del impacto, Lobos y Fernández salieron despedidos del auto y murieron en el acto.

Las pericias revelaron que para que se desencadene esta tragedia fue clave la alta velocidad, la poca visibilidad en la zona y que algunos ocupantes de los vehículos no llevaban puestos los cinturones de seguridad. Esto último provocó que los jóvenes fallecidos salieran despedidos del auto y sufrieran traumatismos que les costaron la vida. La imprudencia de Margarit al cruzar la Ruta a alta velocidad también fue crucial en el hecho.

El 8 de septiembre, el conductor de la camioneta tuvo su primera audiencia frente a la jueza de Garantías, Verónica Chicón. En la misma, el fiscal pidió 4 meses de prisión preventiva para Margarit por el delito de homicidio doblemente agravado por el número de víctimas y por culpa temeraria. En tanto, la defensa del joven rechazó el pedido de Milcheltorena y solicitó que se aplique una medida condicional, lo cual fue aceptado por la magistrada.

La jueza determinó que Margarit continúe en libertad durante la investigación. Para esto fue clave que los estudios que se le realizaron al imputado revelaron que no había ingerido alcohol ni drogas en las horas previas al accidente. En la previa al juicio, que se llevó a cabo este jueves 24 de febrero de 2022, generó malestar en la familia Lobos que el acusado respondiera en redes sociales al pedido de Justicia de un hermano de Lautaro. ‘Me contestó que iba a estar de pie y con la frente en alto’, aseguró Nahuel quien compartió el chat en su perfil de Instagram.

Finalmente, se realizó un juicio abreviado en el que las partes acordaron que Tomás Margarit sea condenado a 3 años de prisión en suspenso, es decir que quedará en libertad, más 7 años de inhabilitación para conducir. ‘Ya estaba dicho que por no tener antecedentes le iban a dar una pena condicional pero para nosotros es poco porque él cruzó una ruta nacional sin frenar. No estamos de acuerdo con la ley, una persona que le causó la muerte a otras dos se va a su casa tranquilamente y nosotros quedamos destrozados’, expresó el hermano.