DOSSIER SAN JUAN

Monotributistas sanjuaninos, llegó la hora: ¿cómo recategorizarte en simples pasos?

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

Así lo explica el contador sanjuanino, Facundo Cereceda. La fecha límite es hoy viernes 20 de enero. Si no lo hacés, AFIP te sanciona.

«La recategorización es una revisión de la situación en la que está tu monotributo. El monotributo está dividido por categorías (A, B, C). Dependiendo si tu monotributo tiene que ver con prestación de servicios o venta de cosas muebles es la categoría hasta la que podés llegar. La recategorización es para pasar de categoría en categoría. Dependiendo si facturas más o menos respecto de años anteriores, vas a subir o bajar de categoría», comenzó explicando el contador sanjuanino Facundo Cereceda.

A su vez, continuó: «Lo que debes hacer es controlar tu faturación 12 meses para atrás y, según la facturación, es la categoría que vas a tener. Hay otros factores que también tenes que tener en cuenta pero el más importante es la facturación. De acuerdo a la categoría, es lo que debés abonar mensualmente. Cada categoría tiene su abono mensual».

Facundo Cereceda, contador sanjuanino.

Monotributistas: para qué sirve la recategorización

Para recategorizarse en los niveles del monotributo, hay que analizar que no hayan cambiado los valores de los siguientes puntos en los últimos 12 meses:

  • La facturación.
  • La superficie afectada a la actividad.
  • La energía eléctrica consumida.
  • Los alquileres devengados.

Según el total de los valores que arroje cada parámetro, habrá que recategorizarse a la categoría que corresponda según el parámetro más alto. Si corresponde quedarse en la misma categoría, no se debe hacer ningún trámite.

¿Cómo recategorizarse?

  1.  Ingresar al sitio web del Monotributo.
  2. Indicar CUIT, clave fiscal y presionar «Aceptar».
  3. Seleccionar la opción «Recategorizarme«
  4. Ir al apartado de «Continuar recategorización«.
  5. Informar los nuevos parámetros.
  6. Indicar la opción «Imprimir credencial«.
  7. El sistema emitirá el Formulario 184 (como comprobante de la recategorización realizada) y la nueva Credencial de Pago.

«Tenés tiempo de hacerlo hasta el 20 de enero y, si no lo haces, la AFIP te penaliza», explicó Cereceda. En el caso de no tener local físico, no se toma ni valor del alquiler, ni valor de energía eléctrica consumida, ni la superficie. Los precios de los productos o servicios sí se tienen en cuenta. Lo más importante es el valor de lo facturado anualmente», finalizó.