DOSSIER SAN JUAN

Más de 30 años como profesor de la Boero, ¿misma cantidad como abusador?

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

Se trata de Roberto Suizer, quien está detenido en la Central de Policía acusado de abusar de una alumna cuando era menor, y durante unos años.

Un caso que estremeció a San Juan fue el del reconocido docente –con más de 30 años de experiencia- de la Escuela Rogelio Boero al que acusaron de abusador. Se trata del profesor de Historia Roberto Suizer, quien ya está alojado en los calabozos de la Central de Policía.

Fue su propia víctima, quien en noviembre de 2019 decidió denunciar a su profesor por los abusos. En ese entonces, la chica tenía 18 años –ahora, 19- y relató que las vejaciones comenzaron cuando tenía apenas 15 años y se extendieron hasta los 17, cuando se graduó.

Lo peor de todo es que el acusado de abusador, según consta en la denuncia, utilizaba el establecimiento educativo para llevar a cabo los tocamientos. También, solía invitarla a la casa de su madre y allí, supuestamente, fue donde no solo la manoseó sino que hasta la habría accedido carnalmente.

Esta denuncia generó un revuelo enorme en todos los sectores de la sociedad. La causa recayó en el Primer Juzgado de Instrucción, cuyo titular por entonces era Benito Ortiz. Como primera medida, el Ministerio de Educación de San Juan lo apartó de la institución “hasta tanto la Justicia resuelva el caso” y lo mandó al Hogar de Adultos Mayores Eva Perón –o comúnmente conocido como Hogar Para Ancianos- donde prestó funciones comunitarias.

Estuvo allí un tiempo y luego regresó a su vivienda. Los días pasaban, renunciaba el juez del Primero de Instrucción y, como consecuencia, la causa quedaba en stand by. Llegó la pandemia y complicó aún más la acción judicial.

Finalmente, nombraron a la jueza Gema Guerrero para que estuviera frente a ese juzgado. Comenzó a estudiar el caso y, de inmediato, decidió encarcelar al profesor. Una patrulla de la sección Seguridad Personal de la Policía de San Juan fue hasta su hogar, lo detuvo y lo llevó hasta los calabozos de la Central de Policía.

Previamente, el docente había tenido la posibilidad de declarar y se había abstenido. Ya detenido, su defensa solicitó la excarcelación pero, a los 15 días de estar preso, la jueza decidió que siguiera detenido porque podría entorpecer la investigación. Es inminente el traslado hacia el Servicio Penitenciario Provincial.

Sin embargo, esto no es todo. Esta joven no habría sido su única víctima. Es que una vez que el caso salió a la luz, los comentarios en las publicaciones de Facebook de los medios locales no tardaron en llegar.

¿Defendían al docente? No, todo lo contrario. Comenzaron a aparecer relatos de nuevas víctimas que nunca se animaron a denunciarlo. Y claro, se trataba de un profesor con un enorme prestigio debido, primero, a su trayectoria, y segundo, a la enorme cantidad de títulos académicos que poseía.

Estos relatos fueron recolectados por la abogada Mónica Lobos, la que defiende a la joven denunciante, y empezó a tratar de contactarlas. Una de ellas relató que fue alumna de Suizer en sus primeros años como docente y que practicó las vejaciones con ella, por lo que sospechan que su condición de abusador es de vieja data. Sin embargo, este testimonio clave prefirió no judicializarlo ya que la mujer posee familia y ni su marido está al tanto de lo que le sucedió con el profesor.

Sin embargo, aparecieron otras posibles víctimas que afirmaron que sí darían su relato para terminar por defenestrar al ex profesor de la Boero. Y, según contó la letrada Lobos, no sólo abusaba sino que hasta les escribía en sus cuadernos unos sitios web donde había material pornográfico. No descartan que también sea investigado por corrupción de menores.