DOSSIER SAN JUAN

Los estremecedores detalles revelados sobre el ‘crimen del ladrillazo’

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

En el juicio, testigos aportaron pruebas claves sobre cómo Gabriela Núñez mató a su ex y padre de sus hijos Gonzalo Martínez.

En el comienzo del juicio por el asesinato de Gonzalo Martínez, su ex pareja Gabriela Núñez, acusada de arrojarle el ladrillazo en la cabeza, decidió no declarar. No obstante, tanto Fiscalía como la querella, pidieron que la condena sea de 15 años de prisión, mientras que su abogada solicitó que se le dicten solo 3 años.

Según argumentaron quienes piden una pena más elevada, si bien Núñez no tuvo la intención de matar, si tuvo el propósito de lesionar, agravándose esto con la muerte del hombre. Por su parte, la defensa trató de demostrar que la mujer actuó bajo un cuadro de emoción violenta tras haber sido agredida por Martínez.

En el juicio se presentaron algunos de los testigos llamados tanto por Fiscalía como por la defensa. El taxista que esperaba a Martínez en la puerta de la casa de Núñez en el Lote Hogar Nº 12 contó que ella, luego de agredirlo, se metió adentro de la casa y en ningún momento salió para ver como seguía.

En defensa de esto, la abogada de la mujer aseveró que la acusada era víctima de episodios de violencia de género perpetrados por su ex pareja. Además, contó que el fallecido ya había sido denunciado, por lo tanto le habían impuesto una orden de alejamiento respecto de la madre de sus hijos.

En cuanto a esto, el letrado de la familia de Martínez aseguró que nunca hubo hechos de agresiones de él hacia Núñez y a la vez señaló que en esta causa lo que se debe dilucidar es cómo se dieron los hechos que terminaron con la vida del joven, quien perdió la vida tras recibir un certero ladrillazo en la cabeza.

Según el testimonio del taxista, Martínez había entrado a la casa y en una de las habitaciones encontró a su ex en la cama con un hombre y en el medio uno de sus hijos. Ante esto, el ahora difunto agredió al sujeto que estaba con Núñez y se retiró del lugar. Sin embargo, cuando se subía al auto fue golpeado por la acusada.

Al momento del ataque, el otro hijo de Núñez y Martínez dormía en una habitación contigua con otra persona. Cabe recordar que en medio de este proceso judicial, a la mujer le quitaron la tenencia de los hijos porque se encontraban en estado de descuido y presentaban quemaduras de cigarrillo en sus brazos.

Un dato particular que se dio en el inicio del juicio fue que su comienzo se demoró unas dos horas por la tardanza de la acusada al llegar a Tribunales. Según argumentó frente Gabriela Núñez ante la justicia, su retraso se debió a que se le pasó el colectivo de la RedTulum que tenía que tomar para ir a Tribunales.

Ante esto, la querella pidió que si vuelve a suceder un hecho similar la acusada quede detenida considerando que ya ha llegado tarde a otras audiencias. Mientras, el juicio continúa con el relato de familiares, tanto de la asesina como del difunto, en calidad de testigos de la relación entre ambos.

Vale recordar que, ambos estuvieron más de 10 años en pareja, durante la cual tuvieron dos hijos en común. En el listado de testigos están los padres, hermanos, primos, entre otros. No así los pequeños al considerar que son muy chicos para ser sometidos al proceso que marcará sus vidas para siempre.

NOTICIAS DESTACADAS