DOSSIER SAN JUAN

La tormenta perfecta en Sportivo Desamparados

Compartí con tus amigos

Por Bernardo Sánchez Bataller

Sin triunfos en las primeras tres fechas, con DT expulsado por la Comisión Directiva y sin la posibilidad de jugar de local en su estadio. Presente oscuro para el elenco puyutano.

La tormenta perfecta es un concepto propio de las ciencias económicas. Este se aplica a situaciones en las que coinciden distintos factores negativos en un mismo momento, los cuales presentan un panorama difícil de resolver. Esto mismo es lo que está ocurriendo en Desamparados.

Tras un llamativo comienzo de 2022, en el que se desconocía qué ocurriría con la Comisión Directiva, la situación no cambió mucho. La primera noticia indicaba que llamarían a asamblea a mediados de febrero, es decir, casi un mes antes de comenzar un nuevo Torneo Federal “A”. En ese momento, Sportivo solo contaba con tres jugadores profesionales en su plantilla: Matías Garrido, Lucas Ceballos y Lucas Salas (que estaba lesionado). Además, el equipo estaba sin técnico, porque Marcelo Fuentes había dejado la provincia, y los refuerzos parecían algo muy lejano.

Sin embargo, las piezas se acomodaron antes de lo indicado, se convocó a asamblea y esto le permitió a la Comisión Directiva encabezada por Juan Valiente iniciar las negociaciones. Acto seguido, hubo contacto con Marcelo Fuentes para que continuara con su trabajo. El DT tuvo casi un mes y medio para elegir jugadores nuevos (llegaron más de 15 refuerzos) y entrenar con su nuevo plantel.

En medio de esto, el club rompió su vínculo con la marca que lo había vestido en la temporada pasada: Leatix. Según indicó una fuente de confianza, la firma mendocina le rescindió el contrato a Desamparados porque el víbora no había cumplido con algunos puntos pactados en el contrato. Esto presentó otro inconveniente en vísperas de iniciar el certamen: quién vestiría a Desamparados. De hecho, en las dos primeras fechas las camisetas utilizadas fueron las de la temporada pasada, con la marca que ya no los viste, lo cual no es legal. Finalmente, el verde llegó a un acuerdo con Fanáticos, firma que lo viste desde el partido frente a Sansinena.

Con respecto a lo futbolístico, Marcelo Fuentes nunca encontró el funcionamiento del equipo que él mismo armó. En este caso, no tiene la excusa de una “pesada herencia”, como le ocurrió al reemplazar a Cristian Bove. Frente a este panorama, en el que Desamparados sumó dos puntos de seis disputados, teniendo el peor rendimiento de su zona, la Comisión Directiva decidió despedir a Fuentes.

Como si esto fuera poco, se espera que Sportivo vuelva al estadio “El Serpentario” recién en junio-julio. Mientras tanto, el víbora seguirá haciendo de local en el Estadio San Juan del Bicentenario. Este panorama no trae buenos recuerdos para el pueblo puyutano, ya que en 2011 la situación de localía era idéntica cuando le tocó descender del Nacional B al Argentino A.

Presente hostil para Desamparados que necesita recuperarse pronto para evitar la zona roja del certamen, considerando que son dos los equipos que abandonarán la categoría al final del campeonato.