DOSSIER SAN JUAN

Estética del escándalo: fuego cruzado entre la dueña y la denunciante

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

La madre de la denunciante trató de “Cínica y manipuladora” a la dueña de la estética, mientras que esta dijo que la chica de 19 años “no fumaba cosas normales” y la acusó de robar artículos del local.

“La primera estética destinada para hombres en San Juan, se ofrecen distintos tipos de servicios, que van desde depilación, sauna, masajes, pestañas, faciales de peeling a limpieza, hasta manicura, y embellecimiento de manos.” Así promocionaba sus servicios la estética “Eros For Men”, la estética del escándalo.

El caso fue resonante: la dueña de la estética fue denunciada por “explotación sexual” la acusación fue realizada por una joven de 19 años, quién aseguró que la propietaria prostituía a sus empleadas. La policía realizó un allanamiento este domingo donde secuestró elementos que van desde aparatos sexuales hasta preservativos.

La joven denunció que la obligaban a ofrecer servicios sexuales a los clientes, algo que ella aceptó en una oportunidad porque necesitaba el dinero. Se trataba de un masaje «sensitivo» que ella debía realizar con el torso desnudo pero que dependiendo de cuánto accediera a practicar a los clientes podía ganar más dinero.

El delito de Promoción y Facilitación de la Prostitución carga una pena de 4 a 6 años de prisión efectiva, y a eso se enfrenta Patricia Coria, la dueña de “Eros”. Las victimas serían 14, el tema está en determinar qué rol tenían las 14 empleadas involucradas, si todas accedieron a realizar las tareas y cómo era el procedimiento. El fiscal aseguró en este caso que, por más que todas o algunas manifiesten su consentimiento en la situación, tal como lo hizo la primera víctima, todas son víctimas del hecho.

El fiscal de la UFI CAVIG Juan Manuel Gálvez pidió 6 meses de prisión preventiva para Patricia Coria y su hija, Natalia María Pablo, sin embargo, el juez de Garantías Andrés Abelín Cottonaro entendió que no se fugarán ni entorpecerán la investigación y ordenó liberarlas previo pago de una fianza real: la dueña de la estética deberá acreditar $200.000 y su hija $80.000. Fiscalía tendrá un año de plazo para investigar.

Madre e hija declararon, y negaron rotundamente la explotación económica de las empleadas a través de la prostitución. Patricia «Pato» Coria dijo que desde hace 36 años que se dedica a depilar, maquillar y realizar todo el servicio estético de una persona. Que la idea surgió luego de contactarse con políticos, como senadores. Y que entre sus clientes hubo fiscales, jueces, médicos, políticos, gente de los canales de televisión y hasta miembros de la Corte de Justicia. Informalmente, las pesquisas negaron que hubiera nombres de funcionarios judiciales en las listas secuestradas de ese céntrico local de la calle 25 de Mayo metros al Este de Mendoza, Capital.

Por otro lado, la madre de la denunciante dijo que “Mi hija está fuerte, firme y fuerte. Convencida de decir la verdad y de decir todo lo que ha pasado ahí adentro. No puedo decir qué pasaba, porque ya lo sabe el fiscal y no voy a entorpecer la causa. Este era el primer trabajo de mi hija. Ella está bien y yo y su padre la acompañamos a hacer la denuncia, porque tiene el apoyo de su familia. Estamos fuertes contra esto que es una mafia.”