DOSSIER SAN JUAN

Blas Díaz, el capitán de Alianza que juega el partido más difícil de su vida

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

El futbolista, por razones que se desconocen, circulaba en su moto cuando perdió el control y se estrelló contra una camioneta estacionada. Se encuentra en terapia intensiva luchando por su vida.

Sabe de batallas, siempre se destacó dentro de la cancha por su esfuerzo  y su voluntad, pero hoy Blas Díaz juega el partido más importante de su vida. Días atrás sufrió un duro accidente en el interior del Barrio Aramburu al chocar en su moto contra una camioneta estacionada, luego fue intervenido quirúrgicamente en su cerebro y quedó en coma inducido. Las redes sociales se llenaron de pedidos y oraciones por Blas, que le toca luchar más que nunca.

El volante de 23 años que se desempeña en el Club Atlético de la Juventud Alianza permanece internado en terapia intensiva del Hospital Privado. “»No podemos creerlo todavía. Toda la familia, los amigos y compañeros del club estamos muy mal. No podemos creer que el sábado estuvimos juntos casi todo el día y hoy lo tenemos peleando por su vida», expresó José Ruarte, también jugador de Alianza además de ser su cuñado y compañero de trabajo en una fábrica de plásticos.

La vida de Blas Díaz es un ejemplo de lucha y sacrificio, a las 7 de la mañana suele estar listo y preparado para comenzar su jornada laboral en una fábrica de plásticos, junto a su amigo y compañero de equipo José Ruarte, en la tarde prepara su bolso y su botines para entrenar con su querido Alianza y a la noche trasladarse hasta 9 de Julio para visitar a su hija.

Su pareja Marisol y su hija Jana de 2 años lo esperan con ansias, para darle el abrazo más fuerte de su vida, al igual que sus padres y sus 4 hermanos, con los que vive en el Barrio Costanera de Chimbas. “Todo los días son así para él. Sale muy temprano a trabajar, después entrena y casi todos los días va a ver a su hija. Es un pibe muy laburador y muy responsable en todo lo que hace”, manifestó su familiar y amigo.

El panorama es conservador, la operación fue exitosa pero se debe esperar para ver como evoluciona, mientras monitorean su actividad cerebral. Blas transita una etapa clave para evaluar su condición y su familia está aferrada a la esperanza y al apoyo y cariño recibido.

En tanto, se multiplican las cadenas de oración y los mensajes bien intencionados en el mundo deportivo en el que «Negro» es muy querido y estimado. Su club hizo este domingo una publicación alusiva: «Desde Club Atlético de la Juventud Alianza le pedimos a todos que se sumen en oraciones para darle fuerza a nuestro jugador Blas Díaz».

Su pareja, Marisol Ruarte compartió un sentido mensaje en las redes sociales “Mi negro te pido que seas fuerte por favor. Una batalla más, sos nuestro guerrero, nuestro guía y nuestro sostén. Con tu hija te esperamos, mi amor.”

A sus jóvenes 23 años, Blas se convirtió en líder, capitán y referente de Alianza y ya conoce de batallas, tanto futbolísticas, como de vida. En el año 2017 viajaba en un auto Fiat Strada conducido por su mejor amigo Nicolás Medina, en ese momento de 17 años, quien perdió el control del vehículo, chocó contra un eucalipto, contra un poste del tendido eléctrico y finalmente terminó volcado, con un nefasto resultado que terminó con la vida de Medina.

NOTICIAS DESTACADAS