DOSSIER SAN JUAN

San Juan aplica una nueva forma de resguardo de menores en conflicto con la ley

Compartí con tus amigos

Por Dossier San Juan

Se trata de un Centro de Admisión y Derivación que sustituye a la Comisaría del Menor para garantizar sus derechos.

El gobernador Sergio Uñac firmó en Casa de Gobierno un acta con funcionarios del Poder Judicial para coordinar y fortalecer acciones para atender la situación de los menores cuyas conductas se encuadran en la Ley Penal Juvenil y bajo la jurisdicción del Fuero Penal de Niñez y Adolescencia.

Asumiendo la necesidad de dotar a la provincia de una dependencia de seguridad especial que pueda alojar adecuadamente a estos niños, niñas y adolescentes hasta tanto se adopten las medidas judiciales, el Ejecutivo, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, construyó un establecimiento que sustituye a la tradicional Policía del Menor.

Esta opera bajo estándares modernos enmarcados en los tratados internacionales y normas constitucionales, así como de orden nacional y local. Este modelo de establecimiento denominado Centro de Admisión y Derivación (CAD) promueve la actividad coordinada entre los poderes Judicial y Ejecutivo.

A través de la direcciones de Niñez, Adolescencia y Familia y de Abordaje Integral de las Adicciones, de la Secretaría de Seguridad y el Ministerio de Salud Pública, con un equipo interdisciplinario, se permite la admisión y derivación del menor infractor, en un plazo no mayor a 24 horas, en condiciones de garantizar y preservar sus derechos.

El nuevo modelo garantiza el respeto al derecho a la dignidad y a la integridad física y mental de los niños, niñas y adolescentes, en el marco de las intervenciones policiales. Interviene un equipo interdisciplinario integrado por psicólogo, trabajador social, psiquiatra, médico legista, operadores administrativos, maestranza y seguridad.

Estos deben actuar bajo un determinado protocolo. Con respecto al acuerdo, el director de Niñez, Adolescencia y Familia, Sergio Sepúlveda, detalló que “es algo que se viene trabajando ya desde hace mucho. Se acondicionó un espacio en el Hogar Paula, donde va a funcionar. Se han estado formando los equipos, técnicos, operadores».

«Es un convenio que también tiene consigo un protocolo de actuación, que es para el Centro de Admisión y Derivación de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal y donde van a participar también otros ministerios y direcciones para hacer un abordaje integral de las adolescencias y la posterior derivación en caso que sea necesario”, afirmó.

Continuando con su explicación, el funcionario agregó que era necesario crear un espacio especializado para el abordaje de estos menores, que terminaban llegando a una comisaría, o se producía una rápida salida sin poder tener una noción clara de la situación del adolescente, qué conflictos tenía, familiares o sociales.

“De tal manera, una vez que sea aprehendido, será derivado a ese centro, donde no deberá estar más de 24 horas; que se haga abordaje por equipos de profesionales, psicólogos y trabajadores sociales, antes algún tipo de intervención de salud pública. Con esa acción, el equipo interdisciplinario de profesionales determinará cuál es la situación», aseguró.

A partir de eso, «comunicará al juzgado y éste definirá cuál es el paso siguiente para el adolescente. Puede ser, quizás, la intervención de algún otro programa de la dirección, el ingreso con los padres o a alguna institución, por ejemplo, el Nazario Benavídez, todo eso se va a determinar ahí”.